Si recoges los excrementos con la mano dentro de una bolsa puede que estes protegiendo la mano, pero te estas exponiendo a un contagio

Al acercarte a recoger los excrementos con la mano, te estas exponiendo a un contagio ya que puedes respirar huevos de parásitos.

Las enfermedades parasitarias son crónicas, ello significa que un niño puede ingerir huevos de parásitos y recién enfermar de adulto o luego de muchos años.

Según los expertos del Ministerio de Salud (Minsa), la contaminación con heces de perros puede ser de mayor o menor grado, pero el riesgo para la salud es alto porque los huevos de los parásitos flotan en el medio ambiente y pueden ser absorbidas por una persona al respirar.

Constituye un riesgo para la salud de las personas ya que estos desechos contienen parásitos, virus y bacterias que pueden provocar enfermedades gastrointestinales, oftalmológicas, quistes e incluso aborto en gestantes.